LOS TRABAJOS EN MARZO

El primer viernes de este mes se podan los árboles frutales para que den fruto anualmente, también es buen momento para hacer injertos a cerezos, ciruelos, manzanos o perales.
La hoja de los árboles autóctonos es empleada para abonar las tierras o darle frescura a las frutales.
A primeros de marzo podemos disfrutar de los brotes de las berzas, una verdura muy apreciada por los gallegos.
Se trasplantan los morteros de cebollas, lechugas y remolacha.
También hay que atender a los ajos, sacharlos, sacarle las malas hierbas.
Por San Xosé, se siembran las patatas en la finca. En los últimos años después de sembrarlas, en el mismo día o al siguiente se le pasa el motocultor para deshacer los terrones que puedan quedar en la tierra.
En la última semana del mes ya se pueden sembrar las judías verdes, coliflor y los repollos de asa de cántaro....
Es un mes de trabajo continuo y recoger leña de cara al futuro invierno es una labor más.
Mucha gente ceba pollos en el mes de marzo. El buen tiempo anima a criar pollitos blancos o rojizos a los que preferiblemente alimentaremos con patatas cocidas y harina de maíz producidas en nuestras tierras.

En los jardines es tiempo de plantar los bulbos de los gladiolos y las carolas de las dalias de otoño. También es el momento de reprantar el césped.
Marzo también es tiempo de hacer semilleros protegidos ya en el exterior. Sandías, melones, alubias, calabacines, pimientos, berenjenas, zanahorias y plantas aromáticas.

Como cosechar semillas de cebolla

"Debes de sembrar dos cebollas de la cosecha en el mes de marzo. A finales de agosto produciran las semillas que podrás usar en semilleros en el primer menguante de septiembre. En el mes de marzo del siguiente año se transplantan a la huerta."

OTROS CULTIVOS

Los garbanzos se siembran en el mes de marzo. Durante siglos se hizo de este modo y en todas las casas de las aldeas había esta costumbre ya que son parte fundamental del típico cocido gallego.
En las últimas décadas se dejó prácticamente de sembrar. El descenso de la población de las aldeas hace que las matanzas domiciliarias del cerdo en Galicia también desciendan con el cual lo de tener garbanzos para los callos y el cocido de la fiesta de la matanza se arregla comprando unos kilos en cualquiera tienda de alimentación. Los medios de transporte y el fácil acceso a ellos desplazó su cultivo hasta entonces indispensable.

Lo mismo pasó con otros cultivos tales como las lentejas o las alubias secas; *Éstas últimas aun se siguen cultivando, pero en menor medida.
En pocas décadas pasamos de cultivar cientos de kilos de leguminosas a no sembrar prácticamente ninguno, pese la que se dan bien en nuestro terreno.
Hasta hace cuatro décadas los labradores gallegos vendían sus excendentes de garbanzos y alubias en las ferias y a las casas de comidas de las villas. Hoy en día el cultivo de estos vegetales está en manos de cooperativas agrícolas y profesionales del sector.

+ Cosas

Marzo es tiempo de quemar los rastrojos de las podas y restos de la huerta sí no pudiste hacerlo en el mes anterior.
Como los árboles aun no han brotado resulta un mes apropiado para cortar leña de cara a el invierno siguiente.

En marzo comienza la Primavera

Las flores silvestres de este mes son de una gran belleza. Las cunetas se llenan de florecillas de todo tipo.
El laurel también está florido. Salen las primeras rosas. El aroma de las flores hace disfrutar el sentido del olfato.
A mediados de mes cerezos, perales, manzanos y membrillos floridos decoran las aldeas.

libros

 

A CORDA DA SANTA COMPAÑA
INSTITUTO GALEGO DE ESTADISTICA