Citas culturales anuales

19 de enero los HACHOS, San Sebastián

Publicado en Invierno

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

FIESTA DE LOS  HACHOS EN CASTRO CALDELAS

OURENSE

Cada 19 de enero víspera de  San Sebastián, a las siete de la tarde los vecinos de las 16 Parroquias con las 86 aldeas que conforman el territorio de Castro Caldelas acogen la fiesta de los "FACHOS".

Esta celebración se pierde en el tiempo y su origen se puede remontar a la costumbre heredada de sus más remotos antepasados castrexos.

Otros vinculan el origen a la leyenda a cuando San Sebastián se  perdió en el territorio y tuvieron que salir a buscarlo de noche..

Los vecinos se dirigen el Castillo, portando los hachones encendidos que luego dejarán delante de la iglesia para formar una gran hoguera.

Las estrechas calles  están conformadas por casas que siguen manteniendo el estilo arquitectónico tradicional incluso en las nuevas viviendas, asentadas sobre las rocas.

Alrededor de esa gran fogata,  delante de la iglesia de los Remedios, todos los participantes y asistentes comen chorizo de la tierra con vino de su ribera Sagrada y la "bica mantecada", típica de esta zona,   acompañada por el exquisito licor café que también se elabora aquí.

Los hachos de paja para los portadores individuales tienen entre uno y dos metros de longitud, pero el protagonista es el gran hachón cabeza del grupo que en el 2001 llegó a superar los 48 metros y que más de 20 hombres se encargan de llevar sobre las horquitas.

Como en las últimas décadas ya no se se siembra practicamente cereal, no se golpea y mucho menos a mano; el ayuntamiento solucionó el problema comprándole un pajar  a un particular que continuaba con la tradición. Gracias a esta fiesta el centeo se continúa sementando,  justo cuando estaba a punto de desaparecer esta tradición agrícola.

El pasado medieval se refleja por todo el territorio de la comarca con numerosas ermitas y conventos como San Paio y Santa Tegra de la Abeleda, que una vez estando aquí no se pueden dejar sin visitar.

 

Imprimir